Papada Sin Piel

Corte de la parte baja del cuello de extraordinario sabor por su marmoreo y jugosidad. Ideal para parrillar, rellenar o desmechar.



Recetas relacionadas